Monday, May 13, 2013

ENVIDIA

Del latín invidĭa, la envidia es el deseo de obtener algo que posee otra persona y que uno carece. Se trata, por lo tanto, del pesar, la tristeza o el malestar por el bien ajeno. En este sentido, la envidia constituye el resentimiento (el sujeto no quiere mejorar su posición sino que desea que al otro le vaya peor).

La envidia puede surgir cuando hay una escasez de objetos materiales o cuando dichos objetos son muy difíciles de obtener. Por lo tanto, quienes los poseen son envidiados por los demás. Por ejemplo: “Tengo un coche de lujo y una mansión en la playa, ya se que soy la envidia de mucha gente”, “Me mata la envidia de saber que Jorge se pudo comprar una casa nueva y yo todavía tengo que alquilar”.

 El catolicismo considera a la envidia como uno de los siete pecados capitales, ya que supone la fuente de otros pecados. El envidioso desea tener algo a costa de privar a otra persona de dicha posesión. 

Esta doble condición de desear algo que no se tiene y pretender obtenerlo a partir de lo que otro tiene hace que la envidia cause infelicidad y dolor a aquel que experimenta el sentimiento. El envidioso no se conforma con obtener algo, sino que quiere producir mal a la persona que tiene lo que él envidia.
La psicología afirma que la envidia es un sentimiento que se niega tanto ante terceros como ante uno mismo. El envidioso desea ocultar su envidia y resulta poco frecuente que la asuma, ya que supone la aceptación de una carencia.

 ¿COMO IDENTIFICAR A UN ENVIDIOSO(A)?

 Fácil, simplemente pon atención y veraz que esa persona hace lo posible por parecerse a ti, tener las mismas cosas que tu, o mas cosas que tu. También esa persona no le gusta verte feliz, se enfurecen al ver tus triunfos, ya sean laborales o personales. Dejen les cuento como yo identifique a una de esas personas y me aleje de esa persona. Hace años atrás ella y yo fuimos de compras a un centro comercial. Yo me fui a ver unas blusas que me encantaron y me compres dos, una verde y una color beige. ¿Que hizo ella? se compro exactamente la misma cantidad de blusas y en los mismos colores. Se compraba el mismo shampoo que yo, el mismo jabón de cuerpo liquido que yo y en el mismo aroma. En las redes sociales le mandaba solicitud de amistad a mis amigos de México, personas que ella ni siquiera conocía porque ella es de otro país. Navidad llego, mi esposo me compro un abrigo de lana Rojo y yo me había comprado uno color azul rey. Pues entre platica se los mostré, le dije este me regalo mi esposo y este me lo regale yo. Al dia siguiente ella salio a comprarse dos abrigos en los mismos colores y me dijo que ella no tenia en esos colores y por eso se los compro.Finalmente mi esposo y yo nos fuimos a vivir a otro lugar muy apartados de ellos, no sabemos nada de ellos y estamos de lo mejor gracias a Dios. Entre mas lejos estés de personas intoxicantes como ella, mejor. No me interesa saber como vive ella, ni nada por el estilo. Le pido a Dios que le ayude y a mi que no me olvide. 

NUNCA TOMES PERSONAL NADA DE LO QUE TE DIGAN 

 No reacciones ante sus comentarios de mal gusto, lo peor que puedes hacer es ponerle importancia. Haz lo contrario, mejor decide sabiamente como llevar la situación. No gastes tu energía atacando de regreso a ese individuo. Así que ponte tu crema corporal repelente de envidiosos y déjalos que digan lo que quieran, no dejes que sus comentarios arruinen tu dia.

 LA MEJOR REVANCHA ES LA FELICIDAD 

Tu mejor defensa ante los envidiosos.... HAZLO MUY OBVIO, que sus ataques contra tu persona no te afecten. Demuéstrales con una sonrisa muy grande en tu rostro que eres feliz y que no tienes tiempo para estar al pendiente de sus vidas como ellos lo están de la tuya. 

Mi corazón es demasiadamente feliz por lo cual no dejo que comentarios de mal gusto y problemas de personalidad de otra persona me arruinen a mi, mi dia o mi FELICIDAD. 

 Así que MANTENTE CALMADA Y SIGUE SONRIENDO.

 Nunca te preocupes por la cantidad de envidiosos que te rodean... Y si eres odiado por MUCHOS, recuerda que eres bendecida por uno..... Dios.

 

No comments:

Post a Comment